“¿A qué personaje de la Pasión de Cristo me asemejo?”

“¿A qué personaje de la Pasión de Cristo me asemejo?”

“¿A qué personaje de la Pasión de Cristo me asemejo?”

¿Somos traidores como Judas o valientes como los que acompañaron a Cristo hasta el final en la cruz?, invitó a cuestionarse, el papa Francisco durante la homilía de la celebración de la misa del Domingo de Ramos con la que los cristianos inician los ritos de la Semana Santa. 

La liturgia de este Domingo de Ramos recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y también con la lectura de la Pasión del Señor se introduce en el misterio de su Pasión, Muerte y Resurrección. De ahí que el Pontífice convocó a preguntarse: ¿Qué personaje soy yo en esa Pasión? 

El Papa dejó de lado el texto de su homilía y comenzó diciendo "Esta semana, comienza con la procesión festiva, con los ramos de olivos: todo el pueblo recibe a Jesús. Los niños, los jóvenes cantan y alaban a Jesús". 

"Pero esta semana -prosiguió- avanza en el misterio de la muerte de Jesús y de su resurrección. Hemos escuchado la Pasión del Señor. Nos hará bien hacernos solamente una pregunta: ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo delante a mi Señor? ¿Quién soy yo delante a Jesús que entra festivamente en Jerusalén? ¿Soy capaz de expresar mi alegría, de alabarlo, o tomo distancia? ¿Estoy yo delante a Jesús que sufre? 

¿Dónde está mi corazón? "A cuál de estas personas [del Evangelio] me asemejo? Que esta pregunta nos acompañe durante toda la semana", dijo el Papa en un tono grave en una homilía improvisada. 


Texto completo 
Nos hará bien preguntarnos: 
¿Quién soy yo? 
¿Quién soy ante el Señor?, 
¿Quién soy ante Jesús que entra de fiesta en Jerusalén? 
¿Soy capaz de expresar mi alegría? 
¿Soy capaz de alabarle? o quizás tomo distancias 
¿Quién soy ante Jesús que sufre? 
Hemos escuchado tantos nombres ….El grupo de los dirigentes, algunos sacerdotes, algunos fariseos, maestros de la ley... 
Los que habían decidido matar a Jesús; esperaban la oportunidad de prenderle… 
¿Soy yo como uno de ellos? 
Hemos escuchado otro nombre: ¡Judas! 
¡30 monedas! 
¿Soy yo como Judas? 
Hemos escuchado otros nombres… discípulos que no entendían nada, que se dormían mientras el Señor sufría… 
¿Mi vida está adormecida? 
¿o quizás soy como los discípulos que no entendían qué significaba traicionar a Jesús? 
Había otro discípulo que quería resolverlo todo con la espada… 
¿Soy yo como ellos? 
¿Soy yo como Judas que finge amar y besa al maestro para entregarlo, para traicionarlo? 
¿Soy yo un traidor? 
¿Soy yo como uno de esos dirigentes que en seguida juzgan en los tribunales? 
¿Soy yo como esas personas que buscan falsos testigos? 
¿Soy yo como uno de ellos? 
Y cuando hago estas cosas… si las hago, ¿creo que con esto salvo al pueblo? 
¿Soy yo como Pilato? 
¿Soy yo una persona que cuando veo que la situación es difícil me lavo las manos? 
¿Soy yo una persona que no sabe asumir su responsabilidad? 
¿Soy yo una persona que hago condenar o condeno a las personas? 
¿Soy yo como esa muchedumbre que no sabía nada, si era una fiesta religiosa, un juicio o un circo? 
¿Soy yo como esa muchedumbre que elige a Barrabás y le da gloria igual porque era más divertido, para humillar a Jesús? 
¿Soy yo como los soldados que pegan al Señor? 
¿Soy yo como los soldados que le escupen encima y se divierten con el sufrimiento del Señor? 
¿Soy como el Cireneo que volvía cansado del trabajo, pero que tuvo la buena voluntad de ayudar al Señor a llevar la cruz? 
¿Soy yo como esos que pasaban ante la cruz y hacían de Jesús motivo de burla? 
¿Soy yo como esas personas que dicen: si Jesús es tan valiente que baje de la Cruz y entonces creeremos en él? 
¿Soy yo como esos que se burlan de Jesús? 
¿Soy yo como esas personas valientes? 
¿Soy yo como las personas valientes como la mamá de Jesús que estaban allí y soportaban en silencio? 
¿Soy yo como José, el discípulo oculto que lleva con amor el Cuerpo de Jesús para darle sepultura? 
¿Soy yo como estas dos Marías que permanecen en la puerta del sepulcro llorando, rezando? 
¿Soy yo como estos dirigentes que están ante Pilato para decirle que Jesús había dicho que resucitaría… entonces, considerándolo como otro engaño, pidiéndolo que custodie el sepulcro… 
¿Soy yo como esos dirigentes que bloquean el sepulcro? 
¿Soy yo como esos dirigentes que bloquean la vida para defender la doctrina? 
¿Soy yo como esos dirigentes que no quieren que la vida salga fuera? 
¿Dónde está mi corazón? 
¿A cuál de estas personas me parezco? 
¡Que esta pregunta nos acompañe durante la semana!+

Lumen Christi © 2017
Desarrollado por: KYZ - Tres Letras