Francisco, preocupado por Irak, llamó al patriarca Younan y se reunió con el nuncio

Francisco, preocupado por Irak, llamó al patriarca Younan y se reunió con el nuncio

Francisco, preocupado por Irak, llamó al patriarca Younan y se reunió con el nuncio

El papa Francisco sigue con preocupación la escalada de violencia islamista sobre los cristianos en Irak, perseguidos y expulsados de sus hogares desde que las milicias terroristas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) tomaron el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y toda la región norte. El Santo Padre llamó por teléfono al patriarca de la Iglesia católica siria, Ignacio José III Younan, y recibió en el Vaticano al nuncio apostólico en Irak, monseñor Giorgio Lingua, para interiorizarse de la situación de la comunidad cristiana. 

Según informa el patriarcado sirio católico en su página web, el obispo de Roma se contactó con el patriarca Younan durante la tarde del domingo 20 de julio para asegurarle que sigue de cerca y con inquietud la situación de los cristianos y para solidarizarse los afectados por el incendio del edificio episcopal católico sirio de Mosul por parte de extremistas del EIIL. 

Según el patriarcado, la comunicación duró nueve minutos, en los que el patriarca agradeció la cercanía espiritual del Papa y le pidió que intensifique sus esfuerzos con los líderes mundiales para poner un freno a la “limpieza masiva basada en la religión”. Con su llamado, Francisco extendió su bendición apostólica sobre todos los cristianos en Siria y en Oriente y manifestó que tiene presente en sus oraciones a todos los sufrientes. 

Asimismo, la agencia de noticias ANSA informó que el Santo Padre recibió al nuncio apostólico en Irak, monseñor Giorgio Lingua, con quien analizó la grave situación de violencia y persecución que afronta la comunidad cristiana en ese país. 

Mientras tanto, la Organización de Cooperación Islámica (OCI) reprobó la violencia con la que actúan los insurgentes del autoproclamado califato islámico y afirmaron que el desplazamiento forzado de los cristianos de Mosul “es un crimen intolerable”. 

“Las atrocidades cometidas y las prácticas en el lugar no tienen nada que ver con el Islam, con sus principios de tolerancia y convivencia", manifestaron representantes de 57 países musulmanes, según consignó la agencia MISNA

Los cristianos de Mosul y de la provincia de Nínive están siendo expulsados y perseguidos por los militantes del Estado Islámico de Irak y el Levante, el autoproclamado califato islámico que impusieron milicias terroristas islámicas desde su invasión a la región, el pasado 10 de junio. 

El EIIL fijó en 450 dólares mensuales la jizya o impuesto que deben abonar los no musulmanes que deseen permanecer en el territorio. La escalada de odio anticristiano se extendió con la quema de iglesias, conventos y hasta el mismo obispado de Mosul; destruyeron estatuas marianas y cruces, y obligan a los cristianos a dejar sus casas o convertirse al Islam bajo amenaza de muerte.+ 

Lumen Christi © 2017
Desarrollado por: KYZ - Tres Letras