Francisco: la paciencia es una 'vitamina esencial' para vivir

Francisco: la paciencia es una 'vitamina esencial' para vivir

Francisco: la paciencia es una 'vitamina esencial' para vivir

Durante su audiencia general del miércoles, el Papa llama a los fieles a imitar la paciencia de Cristo, afirmando que esta virtud ofrece uno de los testimonios más convincentes del amor del Señor.

Aunque a menudo no sea fácil, cuando un cristiano practica la difícil virtud de la paciencia, da testimonio del amor de Cristo: el Papa Francisco destacó este punto durante su audiencia general semanal, realizada este miércoles de Semana Santa, que originalmente estaba programada para celebrarse en la Plaza de San Pedro, pero fue trasladada al Aula Pablo VI en el último minuto, debido a una lluvia imprevista.

Refiriéndose el cambio de ubicación debido al clima, el Santo Padre bromeó: "Es cierto que habrá mucha gente allí adentro, pero al menos no nos mojaremos. Gracias por su paciencia".

Virtud cardinal de la paciencia
Esta semana, el Papa continuó su serie de catequesis sobre los vicios y las virtudes. Después de varios meses dedicados a los vicios, recientemente pasó a hablar de las virtudes, centrándose la semana pasada en la prudencia y esta semana en la paciencia.

En la raíz de la paciencia, subrayó el pontífice, está el amor. Sin embargo, reconoce el Papa, a menudo nos falta paciencia y “la necesitamos como una “vitamina esencial para vivir”  y recordó a los presentes cuán paciente es el Señor con nosotros.

Se podría decir, observó, que "no hay mejor testimonio del amor de Cristo" que encontrar a un cristiano paciente.

"Pero piensen", se maravilló el Santo Padre, "cuántas madres y padres, trabajadores, médicos y enfermeras, enfermos, que cada día, en la oscuridad, honran al mundo con su santa paciencia".

'Seamos honestos'
"Sin embargo, seamos honestos", admitió el Papa Francisco, "a menudo nos falta paciencia".

Reconoció que es parte de nuestra naturaleza humana ser impacientes y responder al mal con el mal. "Es difícil mantener la calma, controlar nuestros instintos, contener las malas respuestas, calmar las discusiones y los conflictos en la familia, en el trabajo y en la comunidad cristiana".

El Papa subrayó que la paciencia no es sólo una "necesidad", sino "una vocación".

"Si Cristo es paciente, el cristiano está llamado a ser paciente", subrayó, afirmando que esto exige ir en contra de la mentalidad imperante hoy, donde dominan la prisa y el "todo ahora".

"No olvidemos que las prisas y la impaciencia son enemigas de la vida espiritual", dijo, subrayando que Dios es amor y que, quien ama, puede esforzarse en aprender a esperar.

Contemplando el ejemplo paciente de Jesús
El Papa animó a los fieles a recordar la paciencia del Padre en la historia del hijo pródigo, y se preguntó cómo podemos cultivar nuestra paciencia.

Respondiendo que podemos hacerlo buscando la ayuda del Espíritu Santo, el Papa dijo: "Él nos da la suave fuerza de la paciencia". Al respecto, especialmente en estos días, el Papa invitó a todos a contemplar a Cristo crucificado, para aprender y seguir su paciente ejemplo.

El Santo Padre concluyó orando para que esta Semana Santa todos trabajemos para ser más pacientes y, al hacerlo, seamos más santos.

 

Lumen Christi © 2024
Desarrollado por: KYZ - Tres Letras