¿Cómo puedo ayudar?

¿Cómo puedo ayudar?

¿Cómo puedo ayudar?

New Amsterdam
Realización: Dr. Eric Manheimer, David Schulner
Disponible en Netflix (2018, +16 años)

Las series que ponen el foco en historias atravesadas por la salud y la medicina están a la orden del día en las distintas plataformas. El contexto sanitario parece favorecer el consumo de este tipo de producciones, pero hay una de ellas que se destacó a principios del presente año. Se trata de New Amsterdam, inspirada en la obra literaria Doce pacientes: vida y muerte en el Hospital Bellevue, del doctor Eric Manheimer.

Max Goodwin llega como director al hospital público más grande de los Estados Unidos, puesto rechazado por doctores famosos debido a la complejidad que presenta la tarea de atender una escuela, una cárcel y dependencias de las Naciones Unidas, junto con el plus de garantizar la salud pública a la población de Nueva York en general. 

Él no es sólo un joven profesional entusiasta, casado y a la espera de un bebé; ha trabajado en otro hospital anteriormente, con grandes desafíos, pero New Amsterdam representa una decisión para cambiar las cosas y, especialmente, salvar vidas. 

Con el transcurso de los capítulos, distintas historias exponen las falencias de un sistema de salud que no sólo se encuentra colapsado, sino que se enfrenta diariamente a los requerimientos y la desidia de los servicios de prestación y órganos de gobierno. Entre discriminación, pobreza, soledad, consumo problemático, depresión, conflictos familiares —entre otros flagelos— emerge una pregunta recurrente en Max: “¿Cómo puedo ayudar?”

En numerosas escenas se hace referencia a la magnitud del sistema y la imposibilidad de cambiarlo, pero es su mirada de esperanza la que recuerda la necesidad de mejorar la calidad de vida de todas las personas que sea posible antes de que el mismo sistema lo note. De hecho, utiliza su ingenio y la colaboración de todo el personal para encontrar las hendiduras que permitan sortear los obstáculos burocráticos.

Un panorama actual, una historia de vida que no escatima en dolor pero que busca dar respuestas a situaciones concretas. Trabajo en equipo que promueve la salud integral de las personas sin anteponer su condición, edad, color de piel, credo o poder adquisitivo. Una preocupación genuina por ayudar —a pesar de la propia aflicción—  nos lleva a recordar a tantos corazones entregados en lo cotidiano que se la juegan por quienes más lo necesitan: “los santos de la puerta de al lado”, como los llama Francisco en Gaudete et exultate. Hombres y mujeres que, movidos por la esperanza, continúan con la construcción del Reino en el lugar que habitan y con los dones que tienen para ofrecer.

Si el sistema que conocemos falla o nos paraliza, busquemos testimonios que nos recuerden la misión a la que hemos sido llamados/as como cristianos/as: dejarnos interpelar por las enseñanzas de Jesús, salir al encuentro de cada hermano/a, y poder decir con seguridad, libres de prejuicios, “¿Cómo puedo ayudar?”

Por Camila Gómez Mura

BOLETÍN SALESIANO – OCTUBRE 2021

Lumen Christi © 2021
Desarrollado por: KYZ - Tres Letras